Trasplante de ficus bonsai.

Los ficus en bonsai son una especie sencilla y ampliamente utilizada por aficionados de todos los niveles.

Acepta razonablemente bien todas las técnicas utilizadas incluido el trasplante, la poda, el defoliado y el alambrado.  Una especie idónea para ser utilizado como árbol bonsai. 

ficus ginseng ikea
Un ficus ginseg del ikea

Especialmente en sus variedades Ficus Retusa o microcarpa, Ficus Retusa var. Tiger Bark, o en su versión más comercial “Ficus Ginseng” son sencillos de encontrar en viveros, garden, grandes superficies, incluso supermercados.

Estas dos circunstancias, sumadas a sus bondades en el cultivo lo convierten en una especie perfecta para iniciarse a principiantes y aficionados avanzados que quieran tener un árbol de fácil cuidado con excepcionales resultados.

Posiblemente has llegado a esta página porque has comprado un ficus bonsai, vas a realizar tu primer trasplante y necesitas información. Genial, empecemos por el principio. 

Para conocer más sobre el ficus como bonsai, cuidados y cultivo, haz click en este enlace a la ficha de la especie.

En esta ocasión, vamos a trasplantar un “ficus ginseng”, comprado en una floristería.

Es un pie de Ficus Retusa injertado con Ficus Compacta Mi madre es la propietaria. Se encaprichó de su potente tronco.

Fue mi madre la que hace más de 25 años me compró el primer libro de bonsai en una Feria del Libro -que aun conservo-, la misma persona que poco después me regaló mi primera maceta, que igualmente guardo.  Y la misma que hace poco en un vivero me regaló otras dos macetas sin esmaltar de Yixing preciosas. Tengo esa suerte. tenerla por madre. 

He querido realizar el trasplante con los materiales mínimos imprescindibles para realizarlo correctamente, con seguridad y con todos los cuidados y precauciones necesarias para un buen resultado. 

Si es tu caso, y te acercas a este apasionante mundo por primera vez, vas a poder realizar el trasplante para mejorar el sustrato y condiciones de cultivo de tu ficus sin grandes desembolsos ni invertir en herramientas. 

No todos los principiantes comenzamos a realizar las técnicas iniciales en un árbol para ser entrenado como bonsai con la gran cantidad de herramientas, materiales, sustratos y accesorios que los aficionados medios o avanzados si pueden disponer.

Ademas, he prometido a mi amiga Nora, que sera fácil, para que ella pueda hacerlo en casa. Y tu también, querido lector o lectora. 

El objetivo de este post es ofrecerte una guía sencilla con fotos de cada una de las fases del trasplante explicando la técnica y los materiales utilizados. ¿Comenzamos?

¿Que materiales vamos a necesitar?

  • Una maceta cualquiera.
  • Sustrato. Akadama y perlita.
  • Palillos chinos.
  • Unas tijeras

  • Rejilla o malla.
  • Un cubo viejo para mezclas.
  • Pulverizador de agua
  • Cordel o alambre
Materiales necesarios en el trasplante del ficus
Materiales necesarios en el trasplante del ficus

El ficus para el trasplante. 

El trasplante del ficus debe realizarse en verano. Los días nublados o con humedad son los mas adecuados. En nuestro caso, el día elegido es idóneo. 

dia nublado trasplante bonsai
Tarde con nubes en nuestra zona de trabajo.

En primer lugar debemos elegir el futuro diseño del Árbol. Entrena tu ojo con algunas fotos de internet y trata de visualizar que tiene tu árbol que puedas explotar para guiar en la dirección de los árboles o imágenes que mas te han gustado. 

Te dejo aquí un enlace donde puedes ver con ejemplos y descripciones los estilos más habituales de árboles en maceta. 

Trata de no trasplantar cuando hace aire, puesto que las raíces se secan y sufren mas en el trasplante, que de por si, ya es una actividad estresante para el árbol.  

La zona de trabajo

Para nuestro trasplante, elige una zona amplia y despejada donde puedas trabajar. Si es exterior, mejor, porque el trasplante deja residuos. No queremos manchar nada.

zona de trabajo para bonsai
Protege tu zona de trabajo para que los residuos sean fáciles de limpiar.

El bonsai tiene un componente enorme de estética. Trata de mantener siempre limpia la zona donde estas trabajando.  Presta especial cuidado de no perder la herramienta bajo el viejo sustrato. Puede terminar en la basura. 

El sustrato.

Sobre el sustrato cada aficionado tiene unas preferencias y es un tema sobre el que hay muchísima información en la web. Para empezar basta con decir que el sustrato debe de ser un elemento que drene fácilmente y a la vez retenga agua y no encharque.

He elegido el sustrato mas extendido en bonsai y fácil de conseguir, akadama. Y ademas lo he mezclado con perlita, porque tiene excelentes propiedades. Tu puedes utilizar otras mezclas similares, como puzolana o grava volcánica con turba.  

Si solo vas a realizar un trasplante, puedes encontrar en viveros u online bolsas pequeñas de tres o cuatro litros por dos o tres euros la perlita y por cinco o seis la akadama. No son sustrato caros. 

sustratos para bonsai
akadama y perlita

Depende de donde vivas y como riegues, vas a necesitar un sustrato que retenga mas o menos agua. Debes de personalizar. ¿Tienes dudas sobre esto?. Escríbeme un correo o deja tus preguntas en los comentarios. 

mezcla sustrato bonsai

Preparamos nuestra mezcla con un 70% de akadama y un 30% de perlita en un cubo. Antes, la he limpiado de polvo y cribado con un tamiz. Trata de no aspirar el polvo que la perlita deja. 

mezcla sustrato bonsai
Aspecto de la mezcla de sustrato para bonsai ya realizada.

Ya tenemos preparado el sustrato sobre el que nuestro bonsai de ficus va a poder  crecer con fuerza y vigor. Ahora vamos a preparar la maceta que lo contendrá.

La maceta para el bonsai

Al igual que sobre sustratos, sobre macetas y como elegirlas hay mucha literatura, pero hemos dicho que este iba a ser un post para hacer un trasplante sencillo.

Nada mas sencillo que utilizar la misma maceta que tenia previamente el árbol. En nuestro caso una maceta negra de plástico-. Si el tuyo viene en maceta de bonsai, perfecto, úsala.

rejilla maceta bonsai

Vamos a preparar la maceta como corresponde. Primero lavamos un poco para eliminar las residuos de tierra.

Después preparamos una rejilla, malla (o lo que tengas a mano similar) para cubrir el fondo e impedir que el sustrato se salga. 

rejilla maceta bonsai

Recortamos siguiendo el contorno de la maceta y colocamos en el fondo asegurándonos que quedan los orificios completamente cubiertos.  antes de añadir sustrato. 

rejilla maceta bonsai

Ahora ya podemos añadir una pequeña cantidad de nuestra mezcla de sustrato en el fondo de la maceta aproximadamente hasta un tercio del total de la capacidad. 

El trabajo del cepellón y las raíces.

Sacamos con cuidado el árbol de su maceta. Habitualmente estaos árboles tienen un cepellón compacto, con tierra desgastada y vieja, así que no es difícil. 

Coloca el cepellón sobre tu mesa de trabajo y ayudándote de los palillos, comienza a descubrir las raíces. Siempre desde arriba hacia abajo y de dentro hacia afuera. 

En poco tiempo, el sustrato apelmazado, nos obliga a cambiar de herramienta. Puedes utilizar algún instrumento de cocina con punta roma. En mi caso, he encontrado por aquí una paleta de alfarería. 

raíces ficus bonsai trasplante

Así deben quedarte las raíces practicamente libres del sustrato antiguo. Retira el sustrato, pero trata de no romper las raíces finas y blancas que tiene la planta. Son fundamentales para su supervivencia futura. .

La parte central del cepellón esta muy adherido, con el palillo estamos rompiendo demasiadas raíces.  Si es tu caso, también puedes optar por lavar las raíces con agua a presión. Si no tienes patio o jardín, no pasa nada, sigue trabajando con los palillos y  y lava el cepellón para reblandecerlo. 

ficus bonsai lavado raices

Y así nos queda después del baño con agua a presión…

raíces ficus bonsai
Las raíces del ficus se pueden lavar sin problema.

Elegir el frente del bonsai.

De vuelta a la mesa de trabajo y con una idea inicial del diseño, posicionamos en la maceta para ver el resultado y posibles frentes. 

Nos decantamos por en estilo en semi cascada. No es el más habitual en ficus, pero el árbol parece quedar con un aspecto agradable con ese diseño.

ficus han kengai semi cascada
El árbol en su posición y con el frente elegido.

En tu caso toma el tiempo que necesites. Asegúrate de observar detenidamente el árbol con anterioridad al trasplante y ten una imagen mental de lo que quieres para tu bonsai antes de comenzar la tarea. 

Sustrato bonsai ficus

Rellenamos el resto de la maceta con sustrato nuevo de nuestra mezcla y palilleamos a conciencia para que no queden espacios vacíos en el interior de la maceta.

Esta es una parte importante del proceso. Con nuestra ayuda, la punta roma del palillo va introduciendo sustrato en el interior del cepellón, entre las raíces, en la parte inferior, etc.

Aunque se hace “a ciegas” permite que el sustrato quede perfectamente en contacto con todo el sistema de raíces del árbol. A la vez ve presionando suavemente con la mano  el sustrato alrededor del palillo para ayudar a que entre bien.

El árbol ya está trasplantado en su sustrato nuevo pero quedan dos cosas que no debemos de olvidar. Anclar el árbol y regarlo a conciencia.

Anclar el bonsai

Con un cordel sencillo vamos a fijar maceta y árbol de forma que el bonsai no pueda moverse de su contenedor.

Existen otras formas y métodos con alambre desde la parte inferior de la maceta y a través de los huecos de drenaje, pero este es más sencillo.

Una imagen vale más que mil palabras. Nos ayudamos de las hendiduras de la propia maceta para asegurar el cordel y que quede bien fijo. Apretamos hasta que maceta y bonsai no se muevan en absoluto. Después anudamos. 

Este es un árbol algo voluminoso, y el viento, notros mismos al regar o sin darnos cuenta al pasar cerca, podemos moverlo en un descuido, causando un grave daño a las recién trabajadas raíces o a las más jóvenes recién emitidas por el ficus. 

Riego post trasplante.

Una ver terminado el trasplante del bonsai corresponde regar en abundancia, para que el sustrato se empape y  para lavar el polvo y que las pequeñas partículas del sustrato se vayan por el drenaje. 

Seguiremos regando hasta que el agua salga por los agujeros limpia. 

He contado con la inestimable ayuda de mi hijo pequeño, que riega con maestría.

Así ha quedado el bonsai de ficus. Ahora corresponde dejar  el árbol en un lugar protegido del sol directo unos quince días, donde no haya corrientes de aire y siempre en exterior. Ademas No debemos moverlo.

Regaremos en cuando el sustrato de síntomas de comenzar a secarse. La akadama cambia de color con  cuando está húmeda, lo que nos ayudará en esta tarea. No debemos dejar que se seque del todo. 

Es unos quince días podremos exponer al sol y abonar suavemente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *