Tipos de bonsai

 

Tipo de  bonsai por tamaño

 Shito

Un árbol en maceta que “cabe en la yema de un dedo”. Requieren de gran atención para mantener el sustrato húmedo. Puede agruparse en macetas mayores y enterrar la maceta hasta el borde de la maceta anfitriona.

Mame:

Se trata de un bonsái que mide ente 5 y 15cm su definición es simplemente “todo bonsái que entre en la palma de una mano” y como los shito necesitan de más frecuencia de riego y abono ya que su maceta igualmente es de tamaño mini.

Shohin:

Es el nombre que recibe el bonsái de menos de 25cm. El término japonés Shohin significa “algo pequeño”. Es un estilo cada vez popular no solo en Japón, si no en todo el mundo por lo reducido del espacio disponible en nuestros hogares. En exposiciones tiene una categoría propia y suelen exponerse en grupos y composiciones.

Chuhin o Komono:

Se trata de la categoría más popular entre los aficionados, y se establece hasta los 40 cm . Este tipo de Bonsái está contenido en macetas con mayores volúmenes de sustrato por lo que su mantenimiento y riegos no es tan exigente.

 Chumono:

Árboles que no superen los 80 cm. Aunque comienzan a ser de talla grande, es una categoría bastante popular. Son impresionantes y el cultivo es menos exigente por el tamaño de sus macetas.  Las variedades de hoja que reducen mucho su tamaño dejan de ser interesantes en estos tamaños, porque la relación hoja-árbol se minimiza enormemente.

Omono:

Se definen así los árboles de más de 80 cm y hasta un metro.  Son bonsáis realmente grandes.

Sobre Los árboles por encima de la categoría Omono,  existe discusión entre los especialistas y las fuentes de si puede o no ser considerado aun como bonsái. Muchos de ellos, aunque guardan los cánones y estilos en cuanto a diseño, son considerados “árboles de jardín”

Clasificación por su diseño

Las clasificaciones en el bonsái se determinan por varios criterios. El tamaño es uno de ellos y puedes revisarlos en el apartado anterior.

El diseño es otro y una vez que profundices un poco en el hobby, comprenderás que es útil manejar algunos estilos para conseguir una imagen inicial del diseño de nuestros proyectos y prebonsasi.

Yose Ue. Bonsai Estilo bosque.
Yose Ue. Bonsai Estilo bosque.

Con estas sencillas imágenes y la descripción espero que puedas hacerte una idea de cuales son las características fundamentales de cada tipo.

Chokkan.

Estilo vertical formal. El tronce es recto, marcadamente cilíndrico desde la base al ápice. Las ramas son alternas a cada lado y ademas entre cada rama existe una rama de profundidad o “rama de espalda”. El espacio entre rama y rama se va reduciendo a medida que se acercan al ápice.

Chokkan. Estilo vertical formal
Chokkan. Estilo vertical formal

Moyogui

Estilo vertical informal. El tronco tiene curvas que pueden ser en las tres dimensiones. Las ramas son alternas a cada lado, coincidiendo su salida con el exterior de las curvas del tronco.  Entre cada rama existe una rama de profundidad o “rama de espalda”. El espacio entre rama y rama se va reduciendo a medida que se acercan al ápice.

Moyogui. Estilo vertical informal.
Moyogui. Estilo vertical informal.

Shakan

Estilo Inclinado. Una variación del chokkan que coincide con sus mismas directrices. El ángulo del tronco respecto al sustrato está inclinada hacia un lado u otro.

Shakan. Estilo inclinado
Shakan. Estilo inclinado

Hokidachi.

Estilo escoba o paraguas. Un estilo armónico y naturalista que reproduce los arboles de porte erguido y densa copa redondeada. Aunque denota sencillez, es un estilo complejo en la ejecución y requiere material con unas características naturales. Es muy habitual en arces y ulmaceas de todo tipo, especialmente en las Zelcovas Serratas.

Hokidachi. Estilo Escoba
Hokidachi. Estilo escoba

Especies más adecuadas para el bonsai en estilo Escoba:

Los árboles de hoja caduca son el mejor material para el estilo Hokidachi, ya que brindan la oportunidad de apreciar dos arboles completamente diferentes en uno solo. Durante la primavera y el verano, el árbol exhibe su hoja, mostrando un bonsai con una naturalidad y equilibrio casi perfectos. Es inverno, al perder la hoja podemos apreciar la estructura de ramas, el verdadero objetivo de un Hokidachi de calidad. Además en otoño nos regalan las excepcionales otoñadas de los olmos o los arces, con colores casi mágicos.

Algunas especies de perennes también son ampliamente utilizados en estos estilos, y aunque no puedan mostrar el trabajo de la ramificación primaria, secundaria y terciaria perfectamente definidas, dan ejemplares muy vistosos. Y porque no decirlo, nos permiten algunos errores que los caducos no perdonan cuando quedan desnudos.

Podemos citar algunas especies a título dejemplo:

  • Olmos (Ulmus spp).
  • Zelkova Japonesa (Zelkova serrata).
  • Carpes (Carpinus spp).
  •  Syzygium buxifolium.
  • Granado (Punica Granatum).
  • Manzanos (Malus spp.).
  • Hayas (fagus spp.).
  • Olivas y acebuches  (Olea europaea).

Sokan

Estilo multitronco. Desde una misma base, varios arboles crecen con troncos individualmente. Sokan si son dos (como el estilo padre e hijo) o Sankan si son tres. Son un solo árbol, pero con una salida temprana dividida. Cada uno debe de diseñarse como parte del conjunto, componiendo un árbol único. Muy apreciados en Japón, son muy naturalistas y requieren un diseño equilibrado.

Sokan. Doble tronco
Sokan. Doble tronco

Fukinagashi.

Estilo azotado por el viento. Diseño que reproduce las formas de los árboles que crecen en condiciones extremas, en lugares con permanentes corrientes de aire que determinan la orientación de las ramas. Es esta caso, todas crecen en el mismo sentido, dejando un lado del árbol completamente despojado de ramificación. No es muy común, aunque sus sinuosas formas invitan a los aficionados a experimentar con su diseño.

Fukinagashi. Azotado por el viento
Fukinagashi. Azotado por el viento

Kengai

Estilo Cascada. Reproduce las formas de los árboles que crecen en condiciones extremas, en lugares escarpados y de gran altura, en donde la climatología y los elementos adversos generan crecimientos hacia abajo. Estos arboles han perdido por ello la copa y conservan algunas ramas bajas con tendencia muy descendente. La “cascada” o rama principal desciende más allá de la parte inferior de la maceta. En este caso, se usan macetas esbeltas, alargadas y de gran profundidad.

Kengai Estilo Cascada
Kengai Estilo Cascada

Han Kengai

Han Kengai. Semi Cascada
Han Kengai. Semi Cascada

Estilo Semi Cascada. Como el Kangai,  árboles que crecen en condiciones extremas, en lugares escarpados y de gran altura, Estos arboles si que conservan la copa como ápice, pero también  conservan algunas ramas bajas. La “cascada” o rama principal no desciende más allá de la parte inferior de la maceta, que no es tan profunda, estrecha ni esbelta como en la cascada. Son habituales las macetas sin esmaltar,  exagonales, octogonales o con forma de flor de loto.

Estilo múltiple sobre roca.
Bonsai-auf-Felsen-Form

Bunjin

Estilo Literato. Un tronco tortuoso y erguido, que contiene su ramificación concentrada en el ápice y cuatros superiores. Orginal de china, muy representado en pinturas. Relacionado con una corriente pensamiento minimalista y naturalista. Requiere de una maceta redonda, pequeña proporcionalmente a la altura del árbol, normalmente de estilo tambor. Aqui tienes un par de macetas que te pueden servir si estás buscando “zapato” a uno de tus literatis.

Junipero bunjin o en estilo literati
Junipero bunjin

El estilo Literati, nos permite ser profundamente creativos, ya que las directrices en este sentido pierden algo de validez. Es importante tener en cuenta que los árboles de vivero pueden ser realmente útiles para conseguir ejemplares con un aspecto aceptable en poco tiempo. Con una sola rama, y un tronco no demasiado aburrido, podemos comenzar un proyecto que quede “resultón”. Este estilo de bonsai acepta las maderas muertas, el jin y el shari con total naturalidad y con un efecto dramático muy efectivo para este tipo de árbol.  ten muy en cuenta este diseño para un árbol de tronco delgado, estrecho y con curvas sinuosas que tenga muy mal posicionadas todas las ramas y no sepas que camino seguir. Puede darte muchas alegrías.

Estilo Bunjin
Estilo Bunjin

Si traes a la mente un ejemplo de bonsai en estilo bunjin, sin duda pensamos en coníferas. Sobre todo en pinos. Son los más abundantes. Una brotación de agujas compacta es lo necesario para esa estructura de ramas en forma de nube, es relativamente sencillo, pero requiere comprender el pinzado del pino. Se puede conseguir con tiempo y una buena técnica.

Especies ideales para la creación de Bunjingi o Bonsai estilo literati:

Coníferas en general pero preferentemente pinos y juníperos.

  • Pino blanco japonés (pinus pentaphylla-parviflora)
  • Pino blanco (pinus halepensis)
  • Pino negro japonés (pinus thunbergii)
  • Pino negro (pinus uncinata, pinus pinaster,)
  • Pino silvestre (pinus sulvestris)
  • Pino Ponderosa (Pinus ponderosa)
  • Pino rojo (pinus densiflora)
  • Enebros (juniperus de variedades verticales)
  • Abetos y piceas

 

Ishitsuki.

Ishitsuki. Estilo Raíces Sobre roca
Ishitsuki. Raíces Sobre roca

Estilo Raíces Sobre roca. El árbol encumbra o se sostiene sobre una roca, creando muchas raíces visibles enrollándose o descendiendo y encontrando su lugar hacia la tierra. Elige una piedra con un acabado rugoso, a poder ser de colores oscuros. Los arces buergerianos son muy apreciados para este estilo.

Ne Agari.

Ne Agari. Raíces expuestas
Ne Agari. Raíces expuestas

Estilo raíces expuestas. Estilo nada convencional. El cultivador va eliminando paulatinamente el sustrato de la zona superior del árbol para descubrir las raíces. Poco convencional. Se ve en pinos de pequeño tamaño y azaleas procedentes de Japón.

Yose Ue

Yose Ue Estilo Bosque
Yose Ue Estilo Bosque

Estilo Bosque. Reproducción de un bosque o grupo de arboles en la lejanía. Muy sugerente, divertido y sencillo de conseguir. Necesariamente un número de árboles impares deben de integrarse, con grosores diferentes colocando los mas gruesos delante y los mas delgados atrás. Esto aporta la sensacion de profundidad y mayor realismo.

El resultado final debe ser triangular, con las alturas centrales mayores y descendentes hacia los extremos y parte posterior. Debe ser trabajado como un árbol, en cuanto a la superposición de ramas, colocación y directrices, con el objetivo de que sea equilibrado y gratificante para el observador.


Te puede interesar: