Como eliminar el oxido de tus herramientas

Si tus herramientas para bonsai están sucias y oxidadas necesitas limpiarlas.  Eliminar el óxido y la corrosión es sencillo con materiales accesibles que cualquier aficionado tiene a su alcance. Después puedes relizar el pavonado, devolviéndoles su capa negra de protección. Al terminar olo tendrás que engrasarlas para protegerlas y afilarlas para volver al trabajo. ¿Quieres saber como?

Herramientas oxidadas

El bonsái tiene una parte importante que básicamente es jardinería y para las diferentes técnicas utilizamos un sinfín de herramientas, accesorios, alambre y otra cacharrería que nos ayuda a conseguir nuestros objetivos.

Limpiar raíces de sustratos viejos y arcillosos, eliminar restos de piedras y gravas de nuestros cepellones, cortar grandes ramas en la formación inicial de un material virgen, podar gruesos troncos, podar ramas, o partir un tronco en varias secciones para poder hacer una torsion

Así que nuestras herramientas se ven sometidas a durísimas condiciones de trabajo, en un entorno muchas veces húmedo, a la intemperie y sometidas al frío, el calor o la humedad.

Las herramientas se mojan en muchísimas ocasiones, en otras las utilizamos casi al borde de su resistencia o superando las medidas que el fabricante recomienda o quedan manchadas de barro.

No solo los trabajos duros ponen a prueba filos y aceros,  porque hasta en los trabajos finos como el pinzando o eliminación de acícula, vamos a tener nuestras herramientas en contacto con materiales biológicos como la savia la resina o el látex.

Sustancias sin duda que van a dejar huella evidente en nuestra herramienta para bonsai llegando a poner en peligro la función y durabilidad de la herramienta.

Para muchos aficionados, cuando terminamos un trasplante algunas herramientas se quedan enterradas en el viejo sustrato, otras se han mojado, algunas se han visto sometidas al esfuerzo que supone cortar gruesas raíces o reducir el tocón de la base de un viejo acodo que hay que retocar comiendo madera.

herramientas de bonsai oxidadas
Algunas herramientas de bonsai con oxido.

Y así un sinfín de situaciones en las que vamos a exigir a nuestras herramientas un gran rendimiento y una gran resistencia. Para ello no queda otra que darles el mejor mantenimiento, limpieza, lubricación, afilado y después guardarlas en un lugar protegido como nuestra funda portaherramientas o una caja.

Esto al menos en la práctica y por supuesto, al terminar cualquier trabajo, todo limpio y recogido. Pero como bien sabes, eso no siempre es así.

En muchas ocasiones nuestras herramientas van a tener que esperar un tiempo para esa limpieza o ese aceite. Quizá por prisa, por acumulación de trabajos o por cualquier otra circunstancia quedarán alguna vez manchadas de tierra

Se incluso de algún aficionado que ha dejado varias de sus herramientas a la intemperie toda una noche y al día siguiente cuando ha vuelto al trabajo ha descubierto que había llovido que todo estaba enfangado que las herramientas habían quedado empapadas y que más de una se había cubierto de óxido

Probablemente más de una tijera ha vuelto a su funda con los restos de savia de algún pinzado o con la resina del corte de yemas de un pino.

Limpiar y restaurar herramientas

En este post vamos a tratar de recuperar y limpiar unas herramientas a las que se ha exigido lo máximo a modo de tutorial.  Tanto es así que la capa de protección del metal no ha aguantado el estrés a  la corrosión y el óxido.

Vamos a ver cómo limpiar y eliminar el óxido de nuestras herramientas.

Las herramientas de acero inoxidable tienen por su composición una gran resistencia a la oxidación sin embargo son más caras y no son tan comunes en la bolsa de herramientas de los aficionados.

Al contrario, las herramientas de acero al carbonoson mucho más comunes, más baratas, accesibles y suelen ser la primera de las opciones cuando comenzamos a comprar la herramienta que vamos necesitando a medida que comenzamos en esta maravillosa afición.

Por su composición, las herramientas de acero al carbono presentan un filo mucho más resistente y duro incluso que las de acero inoxidable pero son muy sensibles a la oxidación tanto es así que necesita una capa de protección.

Esa capa de protección es el acabado negro de nuestras herramientas.  Ese color no es el original de la pieza, es una capa adicional que se aplica para que el acero al carbono sea mas resistente a la corrosión.

Por increíble que parezca, para evitar la oxidación de un metal, se oxida el metal de forma controlada.

En el ambito de la industria metálica, hay muchos procesos que generan óxidos  que puede ser químicos o eléctricos. Esas diferentes opciones reciben nombres como pavonado, cincado, etc, y  qué puede ser incluso un pintado.

Aun con eso,  cuando sometemos a nuestras herramientas a la humedad,  el frío y el agua, ni siquiera esa capa protectora consigue que el óxido no penetre en el metal y termina por dañarlo.

Limpiar y mantener las herramientas de acero inoxidable es sencillo, solo necesitan una limpieza rápida para eliminar los restos de savia, tierra o de resina y un poco de lubricante, después solo limpiarlas con un paño limpio.

Al contrario, las herramientas de acero al carbono si queremos que nos duren para toda la vida, van a exigirte un mayor cuidado, mayor mantenimiento  y una limpieza que no siempre conseguimos darles por falta de tiempo después de usarlas.

Estás herramientas han estado siendo utilizadas durante varios días a la intemperie, no se han guardado adecuadamente y tras una semana presentan este aspecto.

Eliminar resina y pequeñas zonas de óxido

Si tienes una herramienta que presenta las primeras marcas de óxido puedes limpiarlas de forma sencilla si el óxido es superficial con una goma especialmente creada para este fin.

Es igual de utila para manchas de latez, savia o resina, que tantas veces manchan nuestra tijeras y podadoras despues de algunos usos.

 ¿Que es la goma kaneshin? Kaneshin fabrica  un limpiador para metales parecida a las gomas de borrar que deja tus filos y herramientas realmente limpias cuando la sociedad es superficial. Se llama crean mate

Para usar crean mate de la forma más efectiva, retira primero los restos mas evidentes con un cepillo de nylon, con un palillo chino o una pequeña cuña de madera.

Asegúrate de que la herramienta este libre de cualquier residuo de los trabajos que hayas realizado.

Después, sujeta la herramienta con los filos expuestos, y con la zona plana de la goma, repasa las superficies de corte. Es igual para tijeras, para podadoras o para cualquier tipo de tenaza. En cuanto la uses un par de veces dominarás la técnica.

Realiza esta misma operación en las zonas manchadas con las goma kanshin. Debes de hacer algo de presión y a la vez, realizar varias pasadas para eliminar toda la suciedad.

El resultado es realmente bueno. La suciedad desaparece y los filos quedan de nuevo completamente limpios.

Sabitoru. Goma limpiadora de óxido. Para herramientas de poda y corte.
Marca Kuniyoshi. Set de 2 gomas de limpieza. Cómodas y manejables para trabajar en superficies curvas o planas

Como limpiar herramientas oxidadas

Si tus herramientas para bonsai están como las mías, realmente oxidadas y el óxido no es superficial, si no que ya ha penetrado en el metal corroyendo la capa de pavonado, tiene un problema.

La corrosión arruina el filo y pone en compromiso la durabilidad del metal. Ya no es suficiente con la goma crean mate. aquí tienes un tutorial para eliminar el oxido de tus herramientas y dar una capa de protección adicional.

Aspecto de algunas de mis herramientas oxidadas en su manta portaherramientas

No products found.

Para limpiar el óxido de nuestras herramientas la solución más económica, sencilla y efectiva es el vinagre. Para conseguir limpiar tus herramientas solo necesitas disponer de un par de litros de vinagre de limpieza.

Si no dispones de vinagre de limpieza que es mucho más concentrado puedes utilizar vinagre normal pues el efecto es bastante similar y lo único que va a cambiar es el tiempo al que tendrás que tener en remojo tus herramientas.mega usar materiales bastante resistentes como el plástico duro el cristal para tener tus herramientas en remojo con vinagre.

¿Que necesitamos?

  • Bote de cristal o cacharro de plástico, con tapa
  • 2 litros de vinagre de limpieza
  • 1 cepillo de acero y otro de cerdas de nylon
  • Paños suaves para limpieza que no dejes residuo
  • Una superficie de trabajo cómoda y amplia
  • 2 o 3 litros de aceite de freir usado
  • Una barbacoa, horno, soplete o similar
  • Un fuente de cristal o un cubo de metal para manipular el aceite

Eliminar el óxido con un baño en vinagre

En el bote o cacharro que hayas elegido, vierte los dos litros de vinagre. Las herramientas deben de quedar completamente sumergidas. Tapa para que el vinagre no se evapore.

El vinagre no es más que un ácido y el efecto que va a tener sobre el óxido es el de disolverlo y eliminarlo del metal. Por increíble que parezca manteniendo tan solo 12 horas nuestras herramientas sumergidas en el vinagre nos permite eliminar con un cepillado el 99 por ciento del óxido dejando la herramienta completamente limpia.

Herramientas oxidadas en proceso de limpieza y restauración.

Después extrae la herramienta del baño de vinagre y con un cepillo de cerdas de nylon elimina los restos de oxido. Tras eliminar el oxido debes de limpiar el vinagre de la herramienta con agua, para evitar que el vinagre siga actuando.

Si tu herramienta aun conserva restos de oxido que no puede eliminar prueba a sumergir de nuevo entre 6 y 12 horas o usa un cepillo de acero para hacer una limpieza mas profunda.

Después seca bien la herramienta con un paño suave, no puede quedar agua y aplica una pequeña capa de lubricante. Debes extenderlo muy bien para asegurarte de que llega a todos los recovecos y pernos de las herramientas. A continuación con un trapo limpio, elimina el exceso de aceite.

El aceite de camelia es el preferido en japón, pero puedes usar aceite de maquinas de coser o un spray lubricante convencional de ferretería.

Tu herramienta debe de haber quedado completamente limpia.

No products found.

Parece sencillo, pero entonces ¿Cuál es la dificultad añadida?

La dificultad añadida es que el vinagre va a eliminar también la capa de protección original del metal es decir el pavonado o zincado que tenía previamente así que nuestras herramientas de pulcro color negro van a pasar a ser herramientas con un acabado metálico y sensibles a la corrosión.

Herramientas limpias tras pasar 24 horas en vinagre y posterior cepillado.

El metal de las herramientas de acero al carbono no es lo suficientemente resistente al óxido como para dejarlas así y volver a utilizarlas en nuestros trabajos con el bonsai. necesitamos aplicar una capa de protección adicional para protegerlas.+

Como proteger nuestras herramientas de bonsai

¿Que podemos hacer entonces para recuperar nuestras herramientas y devolver a su estado original la capa de protección?

La solución es sencilla necesitamos aplicar de nuevo esa capa una vez que la herramienta ha quedado limpia. Hay tres formas de aplicar el pavonado. Una es mediante métodos electrolíticos en los cuales vamos a usar un metal en disolución y una carga eléctrica que atráviesa nuestra herramienta que hará que la capa de protección se fije a toda la superficie de la herramienta.

Sin embargo esta técnica es muy cara, difícil, compleja y exige herramientas que difícilmente vamos a tener a nuestro alcance un aficionado al bonsái cualquiera.

Otra de las opciones es utilizar un acabado en espray químico con el que podremos proteger una parte importante de la superficie la herramienta pero allí donde el spray no llegue o la pintura no consiga penetrar seguirá siendo una parte expuesta de la herramienta por la que puede volver a aparecer el óxido.

La tercera de las opciones es hacer un pavonado al aceite. El pavonado es el método clásico realizado en herramientas para muchos oficios durante muchos años y consiste en calentar nuestra pieza a una temperatura inferior a la del revenido y sumergir en aceite. Es la que vamos a poner en práctica.

Tijera ya pavonada al aceite y podadora cóncava sin pavonar

Esto genera una capa protectora alrededor de nuestra herramienta y por increíble que parezca es una protección duradera que queda fuertemente adherida a toda la superficie de la herramienta. Ademas penetra en toda la superficie de la herramienta y los recovecos por someter la pieza a una inmersión completa. Este proceso resulta muy efectivo, barato y accesible.

Pavonado de nuestras herramientas

La fuente de calor

En primer lugar necesitamos una zona en donde poder instalar una barbacoa y una superficie de trabajo amplia para nuestra fuente o cubo con aceite. Se puede usar igualmente una soplete para calentar la herramienta con resultados aun mejores. En mi caso, tenia la barbacoa a mano.

Lo mejor para el fuego es usar carbon, la leña genera demasiados residuos y ceniza que puede llegar a manchar la herramienta y dejar un acabado con esos residuos incrustrados al hacer el baño de aceite.

Montamos una estructura con ladrillo refractario para contener el fuego. y sobre ella alguna plataforma o rejilla en donde se pueda colocar la herramienta. siempre debemos de trabajar con guantes y mantener unas medidas de seguridad mínimas. Lo primero somos nosotr@s.

Una vez que se haya consumido el fuego pero conservando los rescoldos calientes colocamos la herramienta sobre la rejilla.

Dejamos un par de minutos y damos la vuelta para que el metal se caliente uniformemente.

Es importante controlar la exposición al calor para no alcanzar altas temperaturas.

Es imposible conseguir una temperatura que destemple el metal pues este proceso se realiza a más de 900º incluso es difícil alcanzar temperaturas de revenido (segunda fase del tratamiento térmico de las herramientas) pero siempre prima la prudencia.

El aceite hierve a unos 150º. Eso será mas que suficiente para pavonar el acero de nuestras herramientas para bonsai.

Proceso
-Templado del acero>900ºC
-Revenido250-300ºC
-Humeo del aceite>150-200ºC
Temperaturas de referencia

Para manipular la herramienta sin quemarnos, utilizaremos un alambre alrededor del perno o de la zona de unión.

Así podemos manejar la pieza sobre la rejilla y posteriormente llevarla hasta el baño de aceite sin tener que manoipularla.

Evitaremos utilizar pinzas o similares para evitar que con el metal en contacto directo se pueda llevar alguna parte de pavonado

El baño de aceite

Necesitas un contenedor resistente para el aceite. Ahí sera donde vamos a realizar el pavonado.

En mi caso utilizo un cristal industrial reutilizado de gran resistencia, puedes usar una lata metálica de aceite o un cubo.

Cualquier cosa que soporte la temperatura a la que estará la herramienta tras salir del fuego.

No, ni se te ocurra usar un recipiente de plástico.

Utiliza aceite usado de oliva, de semillas, da igual, utiliza cualquiera que ya tengas en uso y del que quieras deshacerte. Incluso se puede usar aceite de motor viejo, consiguiendo un acabado realmente duradero. Pero con aceite de freidora es más que suficiente.

Sea cual sea el que uses, debes de saber que este aceite, a partir de ahora, se va a convertir en una herramienta adicional que además vas a poder conservar en cualquier bote y poder utilizarlo centenares de veces. También va a ocurrir con el vinagre, vas a poder utilizarlo una y otra vez si eres capaz de guardarlo y filtrarlo cada vez que lo uses en un recipiente de cristal con tapa.

Una vez que la herramienta esté caliente, vamos a sumergirla completamente en aceite. La sacaremos del fuego con ayuda del alambre y la llevamos a la fuente o cubo donde hayamos vertido nuestro aceite. El aceite estará a temperatura ambiente.

Podemos realizar esta operación de calentado y baño en aceite tantas veces como necesitemos para conseguir un pavonado uniforme y bien adherido. Depues dejaremos la pieza escurrir unos minutos sobre el recipiente con aceite colgándola con el mismo alambre.

Tratamiento final

Una vez que hayamos conseguido una capa uniforme dejaremos enfriar a temperatura ambiente la herramienta el tiempo necesario. Cuando la herramienta este fría, podemos eliminar el exceso de aceite y limpiarla bien con un trapo seco.

Ahora corresponde afilar la herramienta para dejar en óptimas condiciones antes de ponerla de nuevo en uso. Las herramientas con borde curvo como la vaciadora son realmente complicadas de afilar y el resto de podadoras, tampoco lo ponen muy fácil, así que lo mejor es un carburo de tungsteno.

Bellota tiene una afilador de primera a un precio inigualable

Hay ya herramientas en el mercado de este tipo, de mano, de pequeño tamaño y buena calidad. Yo he comprado este en amazon por menos de 10€ y estoy muy contento con la compra. Es perfecto para trabajar las superficies de las podadoras y por supuesto vale igualmente para las tijeras.

El mejor precio
Afilador de carburo de tungsteno. Para herramientas de poda y corte. Bellota
Afilador de mano compacto y muy manejable para trabajar en superficies curvas y rectas con un afilado de calidad profesional

Este es el resultado de algunas de las herramientas que he pavonado. Si las comparamos con como estaban al principio, no podría decirse que son las mismas, pero créeme, lo son.

Anímate a realizar esta sencilla técnica con tus herramientas si las has dejado olvidadas en el jardín a la intemperie o han quedado enterradas en el sustrato, Puedes recuperar tus herramientas para bonsai oxidadas y devolverlsa a la vida con un acabado de primera calidad.

Si tienes cualquier duda o quieres aportar tus experiencias en el cuidado de las herramientas, deja tu comentario más abajo y seguimos la conversación.

No olvides suscribirte para formar parte de nuestra comunidad. Estarás al tanto de nuestros árticulos y promociones

📥 Suscríbete y forma parte de la comunidad



También te interesa:

Como elegir herramientas para principiantes

Review podadora Ryuga

Kit de herramientas baratos

Todos los tipos de Herramientas de bonsai

Última actualización el 2021-10-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

4 comentarios en “Como eliminar el oxido de tus herramientas”

  1. Muchas gracias por compartir y abrirnos la posibilidad de darle mucha vida a nuestras herramientas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad y mi suscripción al boletin