Trasplante de un olmo nire. Como crear un nebari perfecto conservando mejor la humedad

Estamos en plena temporada de trasplantes. los primeros que se han movido por aquí son los olmos. Pero solo las zelkovas serratas, los “nire” y “Hokaido”. Vamos con el trasplante de un olmo nire o “zelkova nire”.

Trasplante de Nirekeyaki.

Como en la mayoría de especies de caducos, los olmos nos dicen que ha llegado el momento del trasplante cuando hinchan las yemas. Son una especie muy resistente, así que entre que comienza a hincharlas y las abre tenemos aproximadamente diez días de tiempo óptimo.

Cuando las primeras hojas asoman de la yema, estamos en el momento idóneo. El árbol no va a resentirse si lo hacemos después, pero es signo de que ya se han consumido algunas energías que hubiéramos aprovechado mejor en el post trasplante. Una vez que el olmo está completamente brotado, no es aconsejable el trasplante.

En esta imagen podemos ver con detalle el aspecto de las yemas de los olmos nire. Esta especie, auqneu recibe el nombre de zelkova nire, nire keyaki, etc, parece confirmado que se trata de una variedad suberosa del olmo chino, el ulmus parvifolia.

yemas hinchadas de un olmo nire antes del trasplante
Detalle de las yemas hinchadas de un olmo nire antes del trasplante

Encontrando así las yemas, el trasplante ya es posible y entramos en el periodo en que la realización se da en un momento óptimo.

Variedad de olmos

Hay algo de polémica y dudas sobre las diferentes clasificaciones de los olmos más comunes en bonsai (serratas, nires, chinos). Todos son asiáticos, proceden de Japon, china, Corea, etc.

Si te despierta curiosidad, en este artículo sobe el olmo chino explico con detalle mi opinión, si quieres echa un vistazo. Además tienes una ficha muy detallada sobre cultivo y cuidados del olmo chino.

La primera tarea del trasplante comienza unos seis meses antes. ¿pero cómo es eso posible? Simplemente porque un trasplante óptimo, es aquel que se realiza a un árbol que ha sido convenientemente abonado en el otoño anterior. Así que cuando sea posible planifica los trasplantes con previsión y abona especialmente bien a aquellos que se van a someter  a esta estresante técnica

Este árbol lo compré la temporada pasada a otro aficionado. Para mi es una manera sencilla y económica de conseguir material barato y de calidad. Este verano pasado perdí muchos árboles incluida un olmo nire shohin muy bonito por estos calores terribles y un descuido en el riego.   Así que he comprado varias “ulmaceas” de especies diversas para comenzar con nuevos proyectos.

Preparación y materiales necesarios para el trasplante

Como en cualquier trasplante, vamos a preparar una superficie cómoda de trabajo. necesitamos a poder ser que sea en exterior, para evitar manchar la casa con residuos y tierra.

Una vez que tengamos la zona de trabajo preparada, yo dedico un ratito a tres cuestiones:

  • Preparar el sustrato
  • Preparar las herramientas
  • Acondicionar la maceta.

En cuanto a la preparación del sustrato, en este caso usaré mi mezcla de sustrato reciclado usando grava volcánica  de mayor calibre en el fondo para mejorar el drenaje.

A esta mezcla la llamo “Sustrato Frankenstein”, pues está compuesta por los diferentes sustratos que he ido usando a lo largo de los años y recuperado en los trasplantes. Nunca tiro el sustrato, lo cribo, lo limpio de polvo y lo embolso para almacenarlo.

Relacionado:¿Cual es el mejor sustrato para bonsai?

Este sustrato está compuesto por akadama, kiriu, volcánica, perlita, pomice y alguna cosas más. No es nada ortodoxo pero he terminado un poco cansado de las mezclas maestras y los porcentajes exactos. Ni fibonacci… No pongo en duda los gustos y preferencias de otros aficionados, simplemente es mi elección

mezcla del sustrato utilizado para el trasplante de un olmo "nire keyaki"
Mezcla con base de akadama y volcánica gruesa para el fondo de la maceta..

Lo que si está claro y aconsejo es que si reciclas y reutilizas, el ahorro en sustrato en considerable y los árboles parecen felices (sobre todo cuando los riego). Lo único es que ahora estoy  añadiendo un poco de fibra de coco o turba si tengo a mano, a todas las mezclas porque los veranos son cada vez más duros para mis árboles.

Este es uno de los motivos por los que he abandonado todo cultivo en colador. Solo me quedan unos pocos árboles de los muchos que tenia con esta técnica de engorde.  

Coladores… un descuido de un día y adiós arbolillo. No estoy dispuesto a que me ocurra de nuevo. No al menos mientras no tenga una zona de bonsai bien preparada con su riegos automáticos y esas cosas…

Las herramientas para el trasplante

vamos ahora a preparar las herramientas. En mi caso preparo unas tijeras de poda, en este caso un tijera estilo Ashinaga. Los alicates de jin y la tijeras de mano para el alambre, además por supuesto de algo de alambre, del 1,5 o 2 mm.

Para los trasplantes siempre viene bien el rastrillo, pero para arboles de tamaño tan pequeño, para pinos, juniperos…vamos a trabajar de forma más cuidadosa y precisa con el palillo chino. ademas es menos agresivo al ser madera que la kumade, que es de acero.

Materiales y herramientas para trasplantar

Para el trasplante necesitaremos los siguientes  materiales, herramientas y accesorios

Alambre y alicates de jin

Los usamos para anclar bien el árbol a la maceta y para colocar las rejillas en los agujeros de drenaje. El alicate siempre te saca de un aprieto.

Podadora

Para la poda de formación, la creación de heridas que tengan una buena cicatrización es importante. Necesitamos utilizar una podadora de buen corte.

Rastrillo Kumade o palillos chinos.

Para trabajar las raíces y eliminar el sustrato viejo del cepellón del árbol. Casi siempre utilizo el palillo en todos los trasplantes. Pero es importante tener toda la herramientas que podamos llegar a necesitar preparada.

Tijeras

He utilizado una tijera estilo ashinaga de calidad baja. Para trasplantes y trabajos de raíces, no pongo en riesgo los filos de herramientas de mayor calidad.

Ademas cuento con un pequeña tijera para cortar alambre de acero inoxidable.

Rejillas

Utilizadas para tapar los agujeros de drenaje y en esta ocaison para retener y sujetar el musgo sphagnum.

Maceta

Es el contenedor sobre el que cultivamos nuestros árboles. Las hay de muchos tipos y  responden a diferentes intenciones. He reutilizado una vieja.

herramientas para bonsai utilizadas durante el trasplante
Herramientas básicas utilizadas en el trasplante.

Si no tienes aun herramientas para bonsai o tienes un presupuesto ajustado, recuerda que puedas trabajar con herramientas sencillas y alternativas de ferretería.

Revisa este artículo al respecto sobre herramientas para principiantes para conocer sustitutos e ideas para conseguir herramientas baratas.

De todas formas, si tienes posibilidad y le has cogido el gusto a la afición, te aconsejo que des el salto en calidad. Trabajar con herramientas pensadas para bonsai se nota y mucho.

Relacionado: Visita la tienda online de herramientas para bonsai

Con las herramientas, el sustrato y la maceta preparada, nos ponemos manos a la obra.

Preparar la maceta

Nuestra maceta elegida es una maceta vieja usada. Solo va a tener función de cultivo. Es algo mayor que la anterior que contenía el olmo nire, pero no demasiado grande como para que las raíces alarguen demasiado. En uno o dos años, como mucho, volveremos a trasplantar para trabajar el nebari.

Si la maceta está muy sucia, podemos limpiarla con jabon o si tiene restos de cal, usar un baño de vinagre. En mi caso solo uso un trapo para eliminar la suciedad superficial.

Como no tiene agujeros para el anclaje, uso un alambre grueso con otro más delgado enrollado. Este primero hace tope en al orificio de desague y sostiene el mas fino, que usaremos para anclar el arbol. .

anclaje de alambre a una maceta
Detalle del alambre grueso fijando el más fino ante la ausencia de agujeros para tal fin en esta maceta.

Ahora solo nos queda colocar la rejilla sobre el agujero por la cara interna para evitar que se salga el sustrato y poner una capa fina de grava volcánica a modo de drenaje.

Eliminando el sustrato viejo

Extraemos el árbol de su maceta original, una pequeña tokoname de entrenamiento del número 4. El aspecto de las raíces no es demasiado bueno, muchas raíces gruesas, que ya dan vueltas a la maceta e incluso que sobresalen del sustrato. Era urgente realizar el trasplante de este pequeño árbol

raices del olmo antes de ser trabajadas
Como vemos las raíces han atrapado el alambre y la rejilla. Es importante retirarlas antes de pasar a cortar raíces o realizar cualquier otro tipo de trabajo en el cepellón.

raices incorrectas en un olmo deben de ser podadas
Este tipo de raíz debe desaparecer. Es muy gruesa y dominante, no tiene capilares y además tiene otras laterales que podemos conservas. La podaremos

Estas raíces son inútiles e incorrectas, si deseamos trabajar un árbol correcto debemos ser coherentes y deshacernos de ellas. Vamos a eliminar:

  • Raíces que salgan hacia abajo.
  • Las que se cruzan o crecen hacia el interior
  • Las que son gruesas.
  • Las finas largas.

Los olmos nos permiten ser bastante drásticos en la poda de las raíces. Este árbol con seguridad se convertirá en una escoba o quizás un moyogui, así que un nebari radial es muy importante.

Como conseguir un nebari perfecto

Para ello y para promover la conicidad vamos a utilizar la técnica del JL Pitarch, de la tabla bajo la raíces. Yo uso pequeñas piezas de plástico, que reciclo de tapas o envases. No se deterioran y los resultados son buenos. En la zona del centro, perforamos la pieza plana.

El sistema es sencillo, consiste en colocar bajo el árbol una superficie  plana que obligue a las raíces a crecer en extensión y de forma horizontal y no en profundidad. Así, la base de árbol se engrosa a la vez que las raíces se expanden de forma radial.

Con un tornillo adecuado para el tamaño de nuestro bonsai, atravesamos por el agujero de la pieza y lo atornillamos a la base del árbol. Este olmo es procedente de acodo, así que tememos acceso sencillo a la base.

Lo apretamos hasta que quede bien fijado, sin que ejerza demasiada fuerza sobre las raíces ni esté tan profundo como para poner en compromiso el árbol.

Esta técnica nos permite organizar las raíces, pero para conseguir mejores resultados, yo uso grapas para posicionar cada una de las raíces, sin tener que alambrarlas. Es una trabajo sencillo que luego vamos a agradecer con el resultado final.

Una vez bien unidos árbol y base plana es el momento de realizar la disposición de las raíces para orientarlas en ese resultado radial que tanto se aprecia en bonsai.

¿Como conseguirlo? Pues ayudándonos de grapas. Se aprecia una diferencia considerable entre usar grapas para entutorar cada raíz a no entutorarlas.

grapas realizadas con alambre reutilizado
Para hacer las grapas, cogemos un pedazo de alambre y lo cortamos en secciones de 5 cm aproximadamente.

Cuando trabajamos en tamaños pequeños, no hay excusa para no poner la misma minuciosidad que para una talla mayor.  

El alambre usado va perfecto para este tipo de uso. Yo estoy trabajando un árbol muy pequeño, así que tu deberías adaptar la medida de las grapas al tamaño de tu árbol, maceta y raíces.

Como hemos comentado antes, al quitar al tierra hemos cortado también raíces, las que se cruzan, las que salen hacia adentro o hacia abajo, van fuera. Ahora podemos repasar las que no caben en esta disposición radial de raíces. Los olmos son fuertes, aceptan la poda.

Ahora toca colocar cada raíz para conseguir su mejor disposición y en esa posición, es donde fijamos con la grapa montando la raíz y apretando contra el sustrato. No debería de haber demasiado dificultad.

En mi caso, lo más complicado en manipular individualmente cada raíz. Porque tengo los dedos gordos y en tamaños así, no ayudan. Si tienes que ayudarte de pinzas o un palillo, adelante.

He de decir que a lo largo de este trasplante, he metido dos veces el arbolillo en remojo, al estar las raíces completamente expuestas se deshidratan y eso si que sería terrible para la recuperación de un árbol en el post trasplante. El trasplante debe durar siempre lo mínimo posible.

Anclaje del bonsai a la maceta

Cualquier movimiento, un cambio en la ubicación, el viento u otros trabajos con árboles de esa misma zona puede implicar que un arbol recien trasplantado se mueva accidentalmente y las finas raíces se dañen.

Para evitarlo siempre anclamos nuestro bonsai con alambre a la maceta. Siempre. No cuesta trabajo y evita muchos inconvenientes a futuro. Ya habismo prearado la parte baja con los anclajes, ahora corresponde afialzar el arbol y sujetar sobre las raices.

No tenemos un nebari formado y las raíces son finas y sensibles. Así que protegemos con caucho, plástico u otro material similar. Yo compro unos rollos de tubo que vienen de miedo para esta tarea.

olmo nire recien trasplantado
El prebonsai ya trasplantado

Una vez colocadas las raíces y bien anclado, rellenamos el espacio restante con sustrato y con cuidado, palilleamos. Después toca un buen riego.

Como proteger un bonsai recién trasplantado

Como esta maceta es tan pequeña y las raíces han quedado a escasos dos centímetros de profundidad, me preocupa igualmente la deshidratación, así que voy a tomar precauciones colocando musgo sphagnum sobre la superficie del sustrato.

prearación del musgo sphagnum para cubrir la maceta

Aplicación de musgo sobre la maceta

Estas fibras tienen la capacidad de retener hasta 10 veces su volumen de agua. Pero no es el precioso musgo verde como un tapiz que muchos bonsais lucen, este tiene otra función y terminaremos por retirarlo.

musgo sobre el sustrato de una zelkova nire keyaki tras el trasplante
El musgo puede ser hidratado previamente antes de colocarlo

Para que con los riegos no se vaya perdiendo ni se caiga, voy a fijar con un poco de malla. Recorto un cuadrado que coincida con la superficie de la maceta, lo doblo dos veces y corto en redondo arriba y abajo.

Ya tenemos la rejilla para acomodarla sujetando el sustrato. ¿Y con qué sujeto el invento? Pues igual que antes, con una grapa de alambre reutilizado. Yo he usado solo una por el pequeño tamaño de mi maceta y porque la casualidad ha querido que el recorte haya quedado practicante perfecto en cuanto al ajuste, pero puedes utilizar tantas grapas de alambre como necesites.

trasplante terminado y rejilla colocada sobre el olmo

Cuidados posteriores

Suelo dejar la rejilla un par de meses fácil. Después se puede retirar y quitar el sphagnum. Hay gente que lo conserva para sobrellevar los rigores del verano.

Una vez concluido el trasplante y con su musgo, un nuevo riego bien abundante, a un lugar tranquilo con mucha luz sin sol directo y protegido por si alguna helada quedara todavía por venir.

Ya ves el resultado. Es un material humilde trabajado con cariño. Quizás se convierta en un arbol de calidad. Como entrenamiento y practica es perfecto. Y más, si como a mi, te gusta la especie,

Si tienes experiencia con nire keyaki y quieres compartirla deja un comentario más abajo. Sera un placer compartir conocimientos o técnicas y aprender entre todos/as.

5 comentarios en “Trasplante de un olmo nire. Como crear un nebari perfecto conservando mejor la humedad”

  1. Hola buenas.muchas gracias por tu artículo me va a servir de gran ayuda y me has aclarado muchas dudas.
    Me gusta mucho la proximidad y la forma de elaborar tus articulos

  2. Mi más sincera enhorabuena, Alberto.
    No sé si no lo he visto o no lo has puesto: regar la primera vez hasta que el agua salga limpia ???
    Suscribo las palabras de Juan 👌🙂

    1. Alberto López

      Hola Ana.
      Gracias por escribir y tomar la molestia de leer el blog.
      Los comentarios se agradecen mucho, demuestran que hay “feedback” y animan a continuar. Si ademas son así de positivos, pues más aun.
      Genial tu apunte, me había quedado en “un buen riego”. Pues ya queda dicho.
      Hasta pronto.

      1. Muchas gracias por mencionarme con el tema del nebari la verdad es que te lo has currado, yo se lo que cuesta hacer un trabajo así. Referente a la técnica para hacer buenos nebaris, yo no aconsejo utilizar elementos que no se pudran para sujetar las raíces. Tu comentas de poner unas horquillas metálicas, estás al año siguiente las tienes que quitar y siempre dejan marcas en las raíces es mejor usar trocitos de ramas clavadas a la madera asi el año que viene ya no están, por lo demas muy buen trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad y mi suscripción al boletin