Suiseki 水石. El arte japonés de contemplar piedras.

🏔 ¿Que es?

El Arte de contemplar piedras paisaje

Como aficionado, piedo descrbirlo como el apasionante mundo de la recolección de piedras paisaje. El suiseki es una disciplina profundamente relacionada con el bonsai y con el amor por la naturaleza. La contemplación, técnicas para la limpieza, creación del dai y su exposición (kazari) como objetos decorativos y obras de arte. 

Para comprender su significado, podemos profundizar en el termino original. Suiseki (Sui = agua, Seki = piedra) es el nombre que recibe el arte japonés de la “Contemplación de Piedras”. Son ampliamente conocidas como acompañamiento en exposiciones y fotografías de árboles bonsai aunque son una disciplina en si mismas.

Muchos aficionados llegamos al Suiseki a través de otras aficiones relacionadas, pero estas hermosas piedras no son solo las piezas de acento y acompañamiento para el Bonsai.

El Suiseki es una disciplina propia, una forma clásica de arte oriental con estándares centenarios para clasificar, juzgar y exhibir las piedras. El biseki es otra rama de la observación, pero con un tratamiento artificial de la piedra.
El suiseki reivindica la belleza de la piedra sin manipular.

El arte del Suiseki implica la recolección, preparación y apreciación de ciertas piedras naturales sin alterar. 

Algunas piedras evocan paisajes y estampas naturales con sus formas. Buscar esas piedras y descubrir montañas, lagos y ríos, conmueve el alma del observador. Es la base filosófica que la relaciona con la belleza natural y la transcendencia del zen.

El origen de las piedras paisaje son la naturaleza. No hay un denominador comun. Solo una piedra que a traves de los elementos o la fuerza de los agente atmosf`éricos haya adquirido una singularidad que emula una vision o una imagen en el ojo del abservador. Su limpieza y presentacion la convertirán en la obre fisicia que oocercoomo suisekis.

🔎 Donde buscar

Estas piedras se encuentran en las aguas someras de los ríos, en arroyos de montaña, torrentes, en desiertos o a lo largo de playas y costas. Se pueden encontrar en cualquier lugar donde la fuerza del agua, del tiempo y la naturaleza las hayan depositado temporalmente y modelado a través de diferentes factores. 

Cualquier elemento expuesto a la intemperie esta sometidos a las fuerzas del entorno. Las piedras soportan :

  • Precipitaciones
  • Congelación
  • Calor
  • Meteorización
  • Viento
  • Corrientes de agua
  • Procoesos magmáticos
  • Procesos quimicos
  • Golpeas y arrastres

Cualquier paseo, por la montaña o la playa puede ser el principio de un hallazgo.  Todos hemos cogido alguna vez una piedra de suelo, porque nos ha llamado la atención su forma, su color o su textura. ¿No es así?

✅ Selección

Estas piedras, se eligen de entre las innumerables piedras examinadas por entusiastas y  aficionados, en descubrimientos fortuitos o en salidas a propósito, bien por su rareza, por su parecido percibido con escenas familiares en la naturaleza como montañas o cascadas o con objetos cotidianos, como las piedras cabaña.

Las piedras deben ser naturales, no haber sido sometidas a procesos de corte, pulido, pintado ni mecanizado de ningún tipo. Al menos, asi deberia ser. En algunas ocasiones, si el ejemplar es de calidad, se eliminan imperfecciones o salientes. La necesidad de una “daiza” planoa puede ser un motivo cuando una piedra presenta en su base grandes irregularidades.

También se valora positivamente que sean piedras duras y de grano fino, pues así son más resistentes y pueden manejarse sin preocupaciones mientras limpiamos o hacemos su bae de madera, (daiza).

Para que sean más evocadoras y sus formas más sugerentes se prioriza en materiales oscuros y colores de roca cecanos al gris, al rojo y al negro.

suiseki. piedra de estrato
Un estrato que nos recuerda un meseta. Fotografía cortesía de Rubén Díaz.

El aumento de la demanda de estas piedras con bases planas, el crecimiento de la afición en diferentes partes del mundo y el aumento del valor de las piedras, ha supuesto que muchas piedras se corten para ofrecer mejores condiciones para ser expuestas y en otras ocasiones, directamente son réplicas artificiales de piedras originales. 

🗃 Exposición

Para su exposición, contemplación y disfrute, las piedras pueden ser expuestas de varias maneras. El ritual de conocer las formas adecuadas para que la piedra adquiera dignidad y se exponga con calidad se denomian Kazari.

  • Sobre un Suiban o un Doban
  • Sobre una Daiza tallada
  • En mueble para composiciones

Sobre un pedestal o base de madera realizada a propósito y a medida de la piedra, llamado Dai o daiza. Las maderas a utilizar deben tener una dureza media o alta, para ser trabajadas con resultados aceptables. 

Las piedras de tamaño pequeño, se expoenen en mueble. La madera que se busca de nuevo es oscura y sobria. A poder ser barnizada pero con productos naturales donde el brillo no reste importancia a las piedras.

La organización y muestra de piedras en alturas y posciones responde a un argumento, un relato que cuenta una pequeña historia en donde las piedras son protagonistas.

En un suiban, una bandeja de cerámica, con agua a modo de isla o sobre una base de arena de río para representar una montaña o un cortado.

suiseki suiban
Piedra pozo. En suiban. Cortesia de Samuel L. Cerdá.

Y en último caso, en un doban, un contenedor de cobre decorado ricamente con maestría. Este método es menos común y el doban si es antiguo puede ser también una pieza de arte.

Las piedras de cierta calidad, una vez disponen de su daiza, son guardadas en unas cajas hechas también a medida que reciben el nombre de -bako siendo la paulonia (kiri) la madera más habitual en Japón Kiribako. Una caja de pino sería un Matsubako. 

⛩ Significado

Para el coleccionista japonés, la esencia del Suiseki es mucho más que solo su función representativa; También es espiritual, como tantas corrientes filosoficas orientales, incluido el bonsai. 

“La contemplación de una piedra como símbolo de la naturaleza relaja la mente de las presiones de una vida cotidiana compleja y le permite a una persona retener su sentido de los valores. La importancia de la vida en su forma más simple la forma se refleja a través de la belleza, la fuerza y ​​el carácter de la piedra “.

Tipos de suiseki.

El suiseki tiene en cada país de oriente un nombre y unas peculiaridades propias. Trataré de utilizar la clasificación y definición japonesa, por ser las que más extensión, difusión y literatura tiene. 

PIEDRAS PAISAJE. Estos pueden evocar montañas distantes, islas, cascadas, cuevas, terrazas formadas por ríos, lagos y otros ejemplos de topografía natural.

LAS PIEDRAS OBJETO. Constituyen otra gran grupo. Se incluyen piedras que se asemejan a objetos hechos por el hombre, como barcos, puentes y antiguas chozas de paja japonesas. 

También son apreciadas las piedras con forma de animales, pájaros y piedras que se parecen a peces, insectos o figuras humanas.

PATRONES DE PIEDRA. Forman la tercera categoría. Se valoran por sus patrones de superficie únicos que resultan de variaciones en el color, textura inusual e inclusiones minerales contrastantes. 

Los más conocidos de este grupo son las hermosas piedras de crisantemo japonés. Otros incluyen piedras con rayas de tigre, piedras estampadas celestes (sol / luna / estrella) y piedras de patrones abstractos. Esta última categoría está cerca del Biseki, la presentación de piedras trabajadas por el hombre para resaltar alguno de sus patrones o peculiaridades naturales. 

La afición y los primeros pasos.

Las extraordinarias piedras que podemos ver en la web o en exposiciones, son el resultado  de mucho tiempo de dedicación y búsqueda por parte de aficionados. Es normal a la hora de contactar con el Suiseki ir creando una colección modesta de piedras, a la vez que estudiamos nuevos lugares para conseguir mejores piezas.

Para nuestras salidas, deberemos extremar las precauciones, pues en el monte, el peligro de un accidente siempre está presente. No olvides llevar calzado de travesía o botas de montaña, ropa cómoda, una mochila resistente y agua. También puedes llevar un baston, una piqueta ligera o un piolet para facilitar la tarea de sacar algunas piedras. 

Herramientas y utensilios.

Lo primero que debemos de hacer al llegar a casa es lavar nuestras piedras. Los cepillos de cerdas de nylon son los más habituales pero también se usan para una limpieza más profunda los cepillos de acero y de cobre.

Una vez limpias, debemos de valorar si la piedra merece ser trabajada como Suiseki o no tiene suficientes atributos. Si dudas, deja la piedra unos meses y observala de nuevo pasado el tiempo. A veces la inspiración surge tras abandonar un proyecto.

Elegido el frente y cuando la piedra tiene una posicion correcta, es momento de trabajar la madera sobre la que se asentará. Como hemos visto, no es imprescindible que una piedra tenga un Daiza, pero si es cierto que para el aicionado occidental es la forma de exposicion más comun.

En japon, la piedra importante tiene un dai trabajado en madera a mano para ser expuesta en verano, un suiban para invierno y un kiribako para guardarlas. En el kiribako se puede inscribir el nombre de la piedra, el nombre del propietario, donde se encontró y otros datos de su biografía que darán notoriedad a la piedra.

En el taller, las gubias, la sierra y la lija son las herramientas comunes. Si has decidido trabajar a máquina, la fresadora y las puntas de fresas son fundamentales.

herramirntas suiseki
Gubias para madera, cepillo de mano y madera. Así es el taller del aficionado. 

Para que las piedras vayan adquiriendo la anhelada pátina, aplica una fina capa de “aceite jonson” para niños. Colócala debajo de un bonsai, para que el agua y el viento trabajen por ti y tocala con asiduidad para que tu grasa natural vaya impreganando el material.

El camino del aficionado al suiseki-

Por suiseki-do se conocen los pasos en el aprendizaje de esta peculiar forma de buscar piedras y apreciarlas. Al principio es complicado identificar los materila y las formas.

Los principiantes vamos acumulando piedras que no siempre cumplen los criterios estéticos para ser suiseki. Uno de ellos es la integridad.

Las piedras con fracturas evidentes, rotas o partidas, con bases melladas que no sean fruto de la erosion, no son buenos candidatos a suiseki.

Como cualquer aficion exige de un periodo de formacion. De aprendizaje. La unica manera de superar este procesoe s coger muchas piedras y abserbarlas con detenimiento. Ser sinceros y cubrir dos facetas a modo de preguntas- ¿Esta piedra y su asepcto me sugiere una imagen conocida? Si es asi, sea una montaña, un anuimal o e cielo estrellado es una buena candidata para sumars ea nuestra coleccion.

¿Esta piedra es aceptablente correcta en cuanto a los cirterios estétiticos? Esto supone que su dureza, color, erosion son buenos, que no tiene roturas, que no esta fracturada. Que tenga una base razonablemente plana.

A medida que nos acercamos más a la afición, estas preguntas las realizamos con soltura y contestamos con mayor facilidad. Al final seremos nuestro propio y mejor crítico.

Es la forma e recorrer ese camino y profundizar en la belleza de este sencillo pasatiempo.

¿Que opinas? Si quieres compartir tu vision del suiseki, tienes más abajo los comentarios. Asi podemos enriquecer con más ideas y opiniones esta aportación que por mi parte he querido dejar por escrito. Si tienes alguna foto de piedras que quieras mostrar, yo estaré encantado de incluirlas en el artículo con tu nombre como autor/a.- Escribeme un correo

Además si quieres conocer otro artículos del post sobre bonsai, herramientas y sus cuidados, pincha en algunas de las entradas relacionadas que puedes encontrar un poco más abajo.