¿Como elegir maceta para bonsai?

¿Elegir maceta para bonsai? No siempre es sencillo. La elección de la maceta adecuada para un bonsai es sin duda una parte fundamental para alcanzar la belleza y el equilibrio de nuestro árbol. Vamos a exponer algunos ejemplos, muchas ideas y consejos para elegir adecuadamente la maceta ideal para tu árbol.

Si quieres comprar alguna maceta o estas buscando ideas sobre macetas en la sección de venta  puedes comprar alguna de las macetas  de segunda mano y algunas nuevas que ahora no necesito. La mayoría son japonesas de tokoname, la cuna de la mejor cerámica nipona. Puedes encontrar sellos de los más afamados hornos y autores. Otras son chinas antiguas.  

Si quieres conocer cuales son los diferentes tipos de maceta y que uso se da en el cultivo del bonsai, no te puede perder la guía sobre estilos y tipos de macetas. 

Macetas para bonsai sin esmaltar.

Las coníferas, necesitan una maceta seria, robusta y sin esmaltar. Los pinos de cinco agujas (pinus parviflora), el pino negro japones (pinus thunbergii), los silvestris, tejos y juníperos agradecen la terracota.

Algunos ejemplos de macetas para coníferas

Si son arboles esbeltos, macetas planas, sin son bajos y anchos, macetas profundas. Si buscas la maceta adecuada para un estilo “bunjin“, los tambores y macetas redondas sin esmaltar son tu mejor elección.

Pino parviflora bonsai
Pino parviflora bonsai

Suelen considerarse árboles masculinos y encuentran sintonía con las macetas sin esmaltar.

Las oleas, olivos y acebuches funcionan como las coníferas, macetas masculinas son esmaltar, aunque alguno ejemplares mini y shohin pueden quedar muy bien con esmaltes.  Los ficus también funcionan con macetas sin esmaltar, pero aceptan los colores en cualquier formato y tamaño. El verde, crema, el amarillo y el azul son adecuados.

Macetas de bonsai esmaltadas.

Los olmos y los arces, piden a gritos macetas esmaltadas. No importa ser atrevido, Azules, verdes, amarillos y rojos van a combinar de maravilla. Si tienes un árbol en estilo chokkan, las bandejas planas y extendidas en colores cremas son una magnífica elección. Cuanto mas alto y esbelto es un árbol, mas baja debe ser la bandeja.

Para los arboles de flor y fruto, personalmente me decanto por macetas con patas muy visibles. Son arboles femeninos según los cánones japonesas y aceptan todos los colores que los esmaltes puedan ofrecer. 

La relación entre maceta y bonsai.

Las macetas más valoradas, por su origen, calidad estética,  o por el horno del han salido, tienen un lugar especial para muchos aficionados.  Algunas de estas macetas son auténticas joyas, tanto por precio como por singularidad.

Que una maceta así vista un árbol de calidad que le corresponda, crea hermosas obras de arte, conjuntos de exposición que alcanzan en el mercado especializado precios muy altos.

Las macetas son el principal complemente de un árbol y además son imprescindibles. Su diseño, forma, acabado y materiales determinan el equilibrio del conjunto, No puede haber bonsái si no existe una maceta que lo complemente y soporte, que lo envuelva y acomode sus raíces con el sustrato sobre el que el árbol crece. En el propio significado de la palabra podemos confirmar este hecho 盆栽, bonsai, cultivar en bandeja.

Las macetas adquieren una mayor importancia a medida que elárbol gana en diseño, en vejez y en calidad. Un árbol con largos años de trabajo y un aspecto refinado no lucirá en todo su esplendor si no está acompañado por una maceta que lo iguale y complete en calidad.  Esta no es una cuestión de precio, pero desgraciadamente, las macetas son en ocasiones un objeto caro. Hay otros criterios que podemos utilizar a nuestro favor para evitar desembolsos de infarto.

La maceta de bonsai no es su precio.

Los aficionados muchas veces se olvidan de esto, no dan la importancia que merece la maceta, no se elige adecuadamente  y las composiciones quedan incompletas, carentes de todo el potencial que árbol y maceta son capaces de contar al observador que las admira.

Una elección adecuada es mas importante que el precio de la maceta. Si no podemos hacer una gran inversión, y tenemos un presupuesto modesto, pero elegimos adecuadamente, nuestro árbol será mejor.

Aunque estemos ante árboles de gran calidad y largos años de entrenamiento como bonsai, para  árboles que comienzan a tener carácter, porque no, también. Todo árbol tiene unas macetas más acordes con us diseño y aspecto que otras. 

Elegir una maceta para bonsai

Para ello no es necesario acudir a una maceta de cientos de euros, puedes resolver esta situación eligiendo bien el diseño con el que árbol y maceta sean uno.

La oferta de macetas de los hornos con mas arraigo de China o Corea son muy bellas y de gran calidad. Y su precio es diez veces menor que una japonesa sellada por un autor reconocido. El cultivo y la edad, pueden dar a esa maceta la pátina que le haga destacar junto al árbol mostrando vejez.

Macetas femeninas y masculinas

La primera gran clasificación que se establece en el ideario japonés es entre macetas femeninas y macetas masculinas. Una maceta masculina es por definición no esmaltada, angulosa y pesada. Una femenina, al contrario, es esmaltada, con formas redondeadas y patas ligeras.

Entre ambas, vamos a encontrar un amplia  gama de grises. Esto quiere decir que podemos encontrar macetas sin esmaltar con formas redondeadas, lo que rompe el estereotipo masculino de la maceta esmaltada y macetas esmaltadas cuadradas, con ángulos rectos y que aportan mucha estabilidad a macetas femeninas. 

La relación con los arboles es directa, pues el criterio japonés también divide a los árboles (tanto especies como diseños) entre masculinos y femeninos. Un pino negro en estilo vertical formal es la representación más pura del concepto de árbol masculino. Un frutal en estilo literati, es la personificación directa de un árbol femenino. Pero estos último son poco comunes.

Es mucho más común un pino literati. ¿Comprendes esa relación entre lo femenino y lo masculino ahora? Un árbol muy masculino, con un diseño muy femenino. No hay extremos en el bonsai. Los criterios y fórmulas van transitando de forma  fluida de una a otro. 

Esta forma dinámica de explicar ambos conceptos para macetas y para árboles, es el sistema natural con el que yo  he ido aprendiendo. Espero que también te sirvan a ti. Conocer las diferencias que se establecen entre unos y otros  poco a poco, incluyendo a base de observación,  los elementos que acercan ambos estilos y como en las macetas y en los árboles podemos encontrar elementos que se consideren femeninos y otros que se consideren estéticamente masculinos.

Algunos árboles y sus macetas de bonsai. 

Trataré de poner algún ejemplo, aunque esta siempre sea una tarea arriesgada. Yo no soy ningún experto. Disculpame si en algo no coincidimos. 

Un pino en estilo literati.

Un pino es una especie masculina, por lo cual debe ir en maceta sin esmaltra, eso lo tenemos ya claro ¿Verdad? guiño guiño guiño. El estilo literati es un diseño femenino (formas suaves y sinuosas, poca madera muerta), motivo por el que la maceta adecuada será sin esmaltar (como árbol masculino) pero redonda (por ser un diseño femenino).

Este es el ejemplo más sencillo, no se falla. Pero en algunos casos donde especie  y diseño se relacionan con menor exactitud en cuanto a fórmulas, solo un experto bonsaista o un maestro japonés podría aclarar las pequeñas sutilezas que permitirán elegir acertadamente una maceta para un árbol determinado.

En mi opinión, algunas ideas sencillas son suficientes como introducción. Yo al menos prefiero tener pocas ideas, pero los conceptos claros.

El bonsai de prunus mume.

Un segundo ejemplo algo más arriesgado. El prunus mume es un árbol puramente femenino, pero sus cortezas son craqueladas, oscuras y viejas y en muchas ocasiones este frutal acepta las maderas muertas o los jin, que son elementos profundamente masculinos.

Con un prunus mume así, la maceta que elegiremos debe ser puramente femenina, es decir redonda y esmaltada porque le corresponde con su especie,  sin embargo son tan determinantes los elementos masculinos de esta especie en concreto, en la elección, que podemos ver una enorme cantidad de mumes en macetas redondas, si, pero sin esmaltar.

Te invito a que hagas una búsqueda de imágenes en cualquier buscador y lo compruébes por ti mism@. Pero ¿ solo podemos utilizar para unmume una maceta redonda sin esmaltar? ¡No, claro que no! Esta especie al igual que otras muchas acepta numerosas variantes. Son muy propias las forma de florde loto (Hana gata 花形) por ejemplo, o las mokko (木瓜),  casualmente también sin esmaltar y las redondas con esmaltes claros como el crema o el verde.

Maceta de bonsai estilo mokko yixing china
Maceta china antigua, estilo 
Flor de loto “Hana gata” (花形) con ángulos en hoja de espada

Si quieres arriesgar, perfecto. Los cánones y directrices  están para que nos ayuden pero se pueden transgredir cuando queramos. Las escuelas europeas, por ejemplo son mucho más laxas a las hora de elegir macetas.

El olmo bonsai y su maceta

Vamos a otro ejemplo. Los caducos con preferentemente arboles femeninos.  El olmo es el caduco por excelencia, ya que es una especie muy numerosas y muy extendida tanto entre principiantes como entre expertos y profesionales del bonsai.

La maceta adecuada para un olmo debe ser femenina, redonda y esmaltada. Las formas ovaladas son femeninas igualmente y las más extendidas posiblemente en el bonsai de ulmaceas. Son además muy comunes los esmaltes azules y verdes, pero igual de hermoso puede quedar el conjunto con macetas esmaltadas en amarillo, cremas o rojos. Son mucho más atrevidos y corremos el peligro de que la maceta atraiga más la atención que el árbol, pero son opciones que podemos explorar. 

No correspondería una maceta sin esmaltar en un olmo, son poco comunes conjuntos así, pero si la maceta incluye elementos femeninos (es redondeada, la arcilla no es demasiado oscura, es ligera, etc) puede ser candidata a calzar un caduco. ¿Me explico? Son los detalles, elementos que feminizan una maceta, aunque siga siendo eminentemente masculina. Por ello muchos olmos van en macetas rectangulares (criterio de forma masculina), si, pero esmaltadas(un criterio de diseño siempre femenino).

La profundidad en las macetas de bonsai

Otro elemento importante que siempre hay que tener en cuenta en la elección de una maceta es su profundidad.

La elección depende del árbol que vaya a acompañar, pero también de los criterios que determinan el tipo de maceta y que ya hemos comentado extensamente. Una maceta muy baja, ovalada y con patas decoradas, transmite una sensación de ligereza, de gracilidad, que son criterios de los considerados “femeninos” por ejemplo. Aunque sea una maceta si esmaltar.

Las ulmaceas (zelcovas serratas, olmos autóctonos, ulmus parviflora, etc.) especialmente aquellas en estilo escoba, son un ejemplo excelente y el máximo exponente de una maceta de poca profundidad. Esta especie y estilo resulta muy agradable a la vista y correcta en cuanto a las directrices en una maceta ovalada, esmaltada y de poca profundidad. 

Maceta-japon-Youzan
Una maceta perfecta para plantar una zelcova en estilo escoba “Hokidachi”

Una maceta profunda (sin ser para cascada), aunque sea ovalada y esmaltada, ofrecerá una profunda sensación de estabilidad, de arraigo y robustez. Los elementos masculinos, son en este caso determinantes aportando valores de los denominados masculinos a una maceta puramente femenina. De nuevo ese transito entre uno y otro. 

Hablando con propiedad.

  • Macetas poco profundas: Asa
  • Macetas de profunidad media. Chuu asa.
  • Macetas más profundas Chuu
  • Mavcetas muy profundas (semi cacada) chuubuka
  • Macetas cascada: Kengai

Te puede interesar: