El pino mugo bonsai, trasplante, poda, pinzados y cultivo

Esta ficha es una compilación de mensajes de Vance Wood a lo largo de seis años, sobre el Pino Mugo. Ha sido revisado por debonsai.org y realizado por el usuario Lazylightningny en la web bonsainut.com

pino mugo bonsai

*Aclaraciones:

**El Autor reside en Roseville, un pueblo de Michigan (EEUU) a orillas del Lago Saint Clair. Para adaptar un cultivo basado es su experiencia es preciso conocer  su clima (frío y lluvioso con veranos cortos y muy suaves) (condiciones donde aplica estas técnicas a sus árboles) y adaptarlo a nuestras condiciones de cultivo (para comparar fechas y estaciones).Visita: https://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%ADchigan#Clima

***Realiza estas técnicas bajo tu responsabilidad y pensando siempre en el árbol. El autor es considerado por muchos un maestro del bonsái y especialista en pinos Mugo. Si no es tu caso, deberías ser conservador y comenzar con trabajos suaves y poco agresivos.

Trabajos de mantenimiento periódico:

El autor, trabaja en periodos de cuatro años y se organiza así:

Todos los años, durante tres años:

• Reducir el crecimiento del año actual (alargamiento de velas) en julio. Se puede adelantar un mes si resides en España.

• Se puede trasplantar marzo abril, pero sin podar gran cantidad de raíces.

• Selección de brotes a principios del otoño, que hayan crecido a partir de las velas pinzadas.

En el cuarto año de la serie:

• No recortar el crecimiento de este año (velas) Dejar alargar completamente..

• Se puede trasplantar en marzo o abril y ahora sí, podar las raíces necesarias.

• Selección de velas a conservar a principios del otoño.

Ubicación:

A pleno sol, resguardado del viento.

Si las temperaturas son cálidas, no lo ubiques a pleno sol en invierno, porque el objetivo es aproximarse lo posible a un invierno frío  (propio de las regiones donde crece) manteniendo así el árbol lo más parado posible y su actividad latente. 

Una exposición demasiado intensa al sol durante el invierno en zonas cálidas, puede causar la activación del árbol. El ascenso de la savia por las capas de cambium y ante una posible helada nocturna o descenso de las temperaturas, dañará al árbol al congelarse el agua de la savia, al estar esta más expuesta en el cambium de la zona aérea que en la radicular, expandiendo el cambium y dañandolo.

Abonado;

Se puede abonar con combinaciones de abono sólido de lenta liberación y abono líquido hasta octubre. El npk depende de la fase de evolución del árbol y de lo que queramos conseguir. 

TALLA Y SHARI: Se puede realizar cualquier trabajo de talla después de la mitad del verano lo mismo que cualquier otra técnica. “Nunca he notado una reacción adversa con ninguna acción de las que realizo, si es en el momento adecuado del año” dice el autor.

Trasplante de árboles de vivero:

A finales de invierno, saca el árbol del contenedor y elimina la tierra de la capa superior hasta dejar a la vista la masa principal de raíces.

Si es un árbol joven, trata de desenredar la masa de raíces con una herramienta de madera y nunca de metal. No cortes más de un tercio del cepellón que hayas conseguido. Después realiza el trasplante normalmente en un sustrato de calidad 

Si el árbol es adulto y tiene un cepellón compacto, desentierra las raíces para ver donde nacen y con una sierra y corta al menos entre un tercio y la mitad de la parte inferior de la masa que componen las raíces y el sustrato (cepellón). Vamos a conservar una parte importante del cepellón original, con su tierra incluida. 

Escoge un par de puntos a lo largo del cepellón (opuestas entre si) y corta como si de una fina porción de pastel se tratara, en cada una de esas zonas, luego elimina el suelo que queda en dirección al tronco tan cerca de él como puedas.

Observa bien y detenidamente el cepellón.  Trata de evitar cortar raíces importantes. (evitar cortar las raíces que son vitales para la supervivencia del árbol, cortar alrededor de ellas, pero dejar las principales intactas, con la dificultad que ello entraña).

Deja el resto del suelo. Debes eliminar por lo menos dos segmentos, Aproximadamente 1/3 de la masa restante de suelo.

-Como alternativa, haz 3 cortes en la masa del suelo hacia el tronco (como en el símbolo de la paz), pero no elimine ninguna tierra (nada de porciones). 

Localiza para estos cortes las áreas que están entre las raíces existentes, respetando las más gruesas tanto como sea posible y corta en el espacio que queda entre ellas sin acercarte demasiado). Así evitamos la complicación adicional de las raíces circulares (en árboles con cepellones apelmazados y muchos años en maceta de vivero). En años posteriores iremos retirando raíces cortadas y tierra original. 

Es mejor cortar esas raíces gruesas imposibles de organizar y generar un nuevo sistema de raíces, pero esto tiene que hacerse lentamente.

Planta el árbol con una mezcla de sustrato muy drenante en un colador, una cesta de cultivo de plantas acuáticas o algo similar para incrementar el crecimiento y deja al menos tres años antes de perturbar las raíces de nuevo.

Un pino no es una flor de jardín, de la que puedas ignorar totalmente la forma en que se manejan las raíces, existen protocolos que deben seguirse si se espera que el árbol sobreviva. Uno de esos protocolos es no molestar a las raíces más de una vez cada tres años.

Nunca debe hacerse el trasplante a raíz desnuda en un Mugo. Puedes desnudar la raíz si el árbol es joven y no está compactada en el típico sustrato duro y apelmazado de los pinos de vivero. Puede llevarte tres o cuatro ciclos (un trasplante cada tres años y un cuarto año de descanso) para reemplazar todo el suelo viejo en un árbol adulto. Si no estás dispuesto a ello, no compres un pino mugo. . Hablamos de unos diez o doce años. (*Además de cultivar tu pino, deberás cultivar tu paciencia*)

Plantarlo en una maceta  más grande o en un colador permitirá que el tronco engrose, si ese es tu objetivo. Si deseas engrosar el tronco más que las ramas, es la técnica adecuada, compensando la tendencia de los Mugo jóvenes a generar solo ramas. En mi experiencia he podido comprobar que se engrosa mejor el tronco en coladores que con el cultivo en suelo.

La corteza gruesa viene de muchos años creciendo en maceta. No puedes obtener cortezas de calidad cultivando en suelo.

Pinzado de velas:

No pienses en pinzar las velas del pino hasta que el árbol esté recuperado del trasplante.

He encontrado que se necesitan más o menos dos temporadas de crecimiento en el nuevo árbol (tras su primer trasplante) antes de que la fuerza y vigor se hayan recuperado lo suficiente como para poder pinzar.

 Deja que el árbol crezca libremente, seleccionando solo algunos brotes en el otoño o principios de la primavera 

También se puede hacer una poda inicial de selección de ramas en este periodo de dos años.

Pasado este tiempo, cuando esté listo, a principio de verano, elimina totalmente el tallo obtenido en el nuevo crecimiento de esa temporada hasta el punto de partida de ese crecimiento, conservando las agujas del año anterior (se refiere a el como vela y cuello) (*Video en youtube: https://www.youtube.com/watch?v=Bhk_8snMiE4*) 

De esas agujas del año pasado, obtendremos los nuevos brotes. Estos brotes no se romperán ni pinzarán hasta la próxima temporada.

El Mugo no producirá un segundo crecimiento como un pino negro japonés. Estás buscando producir abundantes nuevos brotes más pequeños, hacia arriba y hacia abajo de las ramas que, la próxima primavera, produzcan entrenudos más cortos, ramas  y agujas más pequeñas.

Este método de pinzado de velas se hace mejor durante tres años consecutivos, dejando que el árbol repose en el cuarto año.

En este momento (el tercer año de pinzado de velas) también puedes trasplantar, pero sin podar raíz. Espere a podar las raíces el cuarto año de cada ciclo, en el que no pinzaremos las velas.

Riega sólo cuando sea necesario durante las dos semanas siguientes hasta que empiecen a formarse nuevos brotes. Siempre que su árbol haya sido fertilizado suficientemente, este método le dará muchos brotes nuevos, especialmente si hay agujas presentes para alimentar su crecimiento.

BROTES Y AGUJAS:

Cuando se usa el método anterior, el pino mugo bonsai tiene una tendencia a crear ramas con sólo un brote al final, en lugar de los tres a seis que normalmente se ven.

Quita estos brotes individuales a mediados de agosto con un par de pinzas,  sujetando la yema firmemente en la base y girándola rápidamente. Esto se hace mejor temprano por la mañana después del riego, cuando los brotes son turgentes y crujientes. Los brotes se rompen de forma limpia sin dejar  restos de la vaina o resina.

Retira cualquier exceso de brotes en otoño, o en la primavera antes de que se abran. Deja sólo dos brotes por rama final, en la dirección del crecimiento deseado, nunca hacia arriba ni hacia abajo.

También a mediados de agosto, elimina todas las agujas que crecen hacia abajo y hacia arriba (en el enlace a youtube, se ve como lo hace el autor). 

Vance las corta dejando solo un pequeño pedazo de la vaina sobre la que las agujas se unen a la rama. Si retiras las agujas estirando puedes dañar la corteza. Si un brote se forma posteriormente en una Ubicación no deseada, puedes quitarla.

En la madera vieja, deja agujas en los lugares donde esperas desarrollar un nuevo crecimiento. De estas agujas van a crecer y desarrollarse los nuevos brotes con más facilidad que de la madera vieja. 

Como se ha descrito anteriormente con la retirada de las agujas de crecimiento hacia arriba y hacia abajo conseguimos brotes en los lugares adecuados.

Hay brotes latentes que residen justo entre las dos agujas en el fascículo (vaina) o bien brotes latentes que están debajo de la corteza debajo del grupo de agujas. Es importante que el árbol esté bien fertilizado o sus resultados serán menores de lo esperado. Dicen que tu trabajo comienza a dar resultados ios cuando las agujas comienzan a reducirse. Esto significa que las yemas latentes están empezando a desarrollarse.

Ten en cuenta que estas técnicas de reducción de agujas pueden reducir también el vigor de un árbol que debería estar en un periodo de desarrollo.

PODA:

Deje que el árbol crezca durante toda la primavera sin podar las velas hasta junio.

Construye las nuevas ramas pinzando desde la tercera semana de junio hasta agosto, con julio siendo el mejor momento, si necesitas brotes interiores.  Con fines de refinado de estilo a menudo hago un montón de cosas en primavera como la poda y el alambrado, pero deberás tener cuidado y disponer de un montón de jabón para limpiar la resina de tus manos.

Trate de limitarte a podar alrededor del 60% al 50% de la masa del follaje, siempre y cuando esté recortando una rama activa y dejando siempre antes del corte algún brote o rama menor. Puede tomar una serie de temporadas conseguir que los nuevos brotes y la ramificación vaya en la dirección correcta.

El proceso de perseguir el crecimiento hacia atrás es permitir que se desarrollen nuevos brotes bajos (necesitarás tener agujas), luego recortar la extensión de la rama a una rama inferior una vez que sea lo suficientemente fuerte para tirar de toda la rama (si el brote que dejamos es pequeño o débil, podemos dejar un par o buscar otro más fuerte como paso intermedio). 

A partir de este punto, se permite que la nueva rama se desarrolle sin pinzar durante un par de años hasta que recupere vigor y demuestre que puede crecer bien. Cuando los nuevos brotes aparecen en la Madera vieja, tienden a ser muy frágiles y si son dañados es irreparable. Normalmente se necesitan dos años para que estas nuevas ramas ganen suficiente fuerza como para soportar el abuso normal de la vida como un bonsái.

Algunas notas y consejos de Vance Wood.

Normalmente dejo de trabajar en mi pino Mugo después de noviembre. Un árbol almacena en esa época energía en las ramas para invierno.  Si empiezas a eliminarlos justo antes del invierno, arriesgas la salud del árbol.

En pinos jóvenes de vivero, puedes reducir las ramitas pequeñas y largas alrededor del 50% a principios de la primavera, dejando siempre agujas en la ramas sin daño para el árbol, siempre que esté fuerte y realizar entonces el trasplante a un sustrato adecuado para bonsái.

Cuando podas ramas, asegúrese de dejar por lo menos un trozo de dos centímetros y medio por delante del corte hasta la rama previa (si haces poda de ramitas en primavera y trasplante) o perderá porciones de las ramas por el efecto “die back” o retroceso de savia.

A menudo, la línea troncal se forma siguiendo un grupo de ramas sucesivas hacia arriba para establecer todo el diseño del árbol y su línea troncal principal. (Es decir, elegimos una rama principal y con sus ramas secundarias y terciarias, establecemos todo el árbol hasta el ápice, prescindiendo si es necesario del resto). 

Sin embargo (con el árbol joven o de vivero recién adquirido) inicialmente quizás sólo tengas una base gruesa con un montón de ramas que salen por todos sitios. Para solucionar esa situación, tendrás que generar brotes anteriores (“brotación hacia atrás”) y en madera vieja, como se explicaba en los puntos previos.

Al abrir el árbol a la luz, es probable que se formen brotes nuevos en las ramas interiores. Cultiva el árbol hacia adentro y pruébalo como método para aumentar la ramificación cerca del tronco.